LA ESPECIAL VULNERABILIDAD DE ALGUNAS VÍCTIMAS

Esta mañana leo en un artículo la siguiente noticia:

La policía japonesa arrestó el pasado fin de semana a un hombre japonés de 73 años acusado de confinar a su hijo discapacitado durante más de 20 años en una jaula en un cobertizo adyacente a su casa. Procedente de la ciudad de Sanda, situada en la prefectura de Hyogo (cercana a la ciudad de Osaka), el detenido confesó haber encerrado a su vástago desde que este tenía 16 años porque tenía brotes violentos debido a su enfermedad. El hijo tiene actualmente 42 años”. https://elpais.com/internacional/2018/04/10/mundo_global/1523352408_071279.html

Hace varios días que me he planteado escribir una entrada en este blog relacionada con las víctimas especialmente vulnerables y no encuentro mejor encuadre para ello.

Fuente Imagen el País.com

Cuando nos referimos a las víctimas vulnerables, podemos hacerlo desde dos puntos de vista diferentes, pero no excluyentes. Por un lado, desde una perspectiva legislativa penal las víctimas especialmente vulnerables serían aquellas que, debido a diferentes aspectos intrínsecos, como su edad o la presencia de algún tipo de enfermedad o discapacidad,  sufren de un modo más grave las consecuencias del acto delictivo. “Las víctimas tendrán consideración de especialmente vulnerables teniendo en cuenta la naturaleza de la relación del victimario con la víctima y su especial necesidad de protección”. (art. 173.2 del Código Penal Español).

Por otro lado, desde una perspectiva más centrada en la propia Victimología, y teniendo en cuenta aspectos preventivos y asistenciales, se trataría de aquellos grupos de personas que, debido a una serie de factores endógenos y/o exógenos, sufren en mayor medida determinados hechos delictivos. La víctima especialmente vulnerable sería, por tanto, aquella que posee menos recursos, tanto materiales como psicológicos o emocionales para manejar la situación de victimización sufrida así como sus consecuencias. 

De este modo, los grupos de víctimas considerados especialmente vulnerables serían: los niños y ancianos (por el momento evolutivo), las personas que padecen algún tipo de enfermedad o discapacidad, y las mujeres en el ámbito de la violencia contra la mujer (fundamentalmente en las relaciones de pareja).

Sin embargo, siendo aquellos grupos que suelen sufrir más delitos, son, a su vez, precisamente estas víctimas las que presentan una mayor cifra oculta;  es decir, son delitos que no se suelen denunciar; en ocasiones por desconocimiento y en otras por no percibir los hechos que están sucediendo como delitos y, por tanto, no considerar a la víctima como tal.  En no pocas ocasiones, la propia víctima no tiene conciencia de serlo.  

Si nos centramos, por ejemplo, en el menor como víctima especialmente vulnerable, podemos observar datos que no nos pueden dejar indiferentes.

Según la OMS: www.who.int/violence_injury_prevention/violence/inspire

– Hasta mil millones de niños sufrieron violencia física, sexual o psicológica el año pasado.

– El homicidio es una de las cinco principales causas de defunción entre los adolescentes.

– El 80% de las víctimas de homicidio son niños del sexo masculino.

– Además de las víctimas mortales, hay decenas de millones más de niños afectados por la violencia.

– Uno de cada cuatro niños y niñas sufre maltratos físicos.

– Casi una de cada cinco niñas sufre abusos sexuales

Fuente Imagen change.ong

Es fundamental que tomemos conciencia de la magnitud de estos tipos de victimización y, como sociedad, empecemos a hacer algo para prevenirlos. 

¿Por qué violencia de género?

Sólo quería expresar lo que siento…

Ojeo cualquier periódico del día de hoy y me encuentro con tres noticias catalogadas como Violencia de Género. Al mismo tiempo, leo comentarios, artículos en blogs… que dicen estar hartos/as de identificar o definir cualquier atentado que se cometa contra una mujer como violencia de género, que no existe tal tipo de violencia, que las mujeres también comenten actos violentos, que acosan…

¿No será que estamos centrándonos en el término, utilizando éste para ese deporte nacional que tanto nos gusta… polemizar?. De ese modo dejamos de lado lo realmente importante.

Tal vez la violencia tenga que ver con la desigualdad.  También es cierto que muchas personas creen que esa desigualdad hace tiempo que desapareció.

Por mi parte, creo que es absolutamente necesario que la sociedad tome conciencia del hecho (porque de un hecho se trata), que no se ha conseguido aun esa igualdad real entre ambos sexos: hombres y mujeres. Y no hablo de géneros, porque de esos, la verdad.. no sé cuántos hay o puede haber. Sólo sé que depende de la cultura y sociedad en que te bases. Sólo son una construcción social. Pero claro.. nos creemos que la única cultura y sociedad que hace las cosas y entiende las cosas bien es la nuestra (vamos, el etnocentrismo que ya conocemos).
Decía que la igualdad no es real aún y creo que falta tiempo para que podamos llegar a conseguirla. ¿Por qué digo esto si cada vez hay menos brecha laboral entre hombres y mujeres? (Eso dicen…). Si cada vez más los hombres ayudan en casa (eso… ayudan). Si…
Pero no nos engañemos. Sigue habiendo desigualdad porque las tareas y labores de cuidado (casa, hijos e hijas, mayores, etc.), las siguen llevando a cabo en mayor medida las mujeres. Porque si piensan que podrían aspirar a más laboralmente, en seguida se sienten culpables porque eso implicaría estar menos tiempo con sus hijos/as y eso sería “de mala madre”. Porque si nos fijamos en los cargos que realmente tienen y ejercen poder en los diferentes ámbitos, son los hombres quienes los ejercen. Son los hombres quienes siguen participando mayoritariamente en el ámbito publico y las mujeres quienes lo hacen en el privado. Son las mujeres quienes son víctimas de delitos contra la libertad sexual (en todas sus formas y modos) en un porcentaje de 9 a 1. Son las mujeres quienes son maltratadas en un porcentaje muchísimo mayor. En España los delitos de homicidio que más se cometen son las muertes de mujeres a manos de sus parejas o ex-parejas. (Datos en el INE para quien quiera comprobarlo).
Vaya si queda para conseguir la tan anhelada igualdad.

¿Puede esta desigualdad tener que ver con la violencia contra las mujeres? ¿Sólo es violencia si deja marca física?

Yo lo veo clarísimo.. Igual me equivoco.

Aun así, mi comentario hoy es esperanzador…. Este primer trimestre del año hemos cerrado la estadística con menos muertes por violencia de género.

Por Una Igualdad Real

Comenzando la andadura

Este es un blog donde se pretende dar visibilidad e importancia  las víctimas (tanto directas como indirectas). Intentaremos que dejen de ser las grandes olvidadas, como ha venido sucediendo a lo largo de  los últimos siglos. Iremos aportando información, pautas a seguir, etc. Tanto desde un punto de vista divulgativo como dirigido a la formación de quienes se dedican o desean dedicarse profesionalmente a la intervención con víctimas en las diferentes etapas por las que éstas pueden pasar. Y tendremos en cuenta no sólo a las víctimas de delitos, sino a todas las víctimas en general.