Trabajando para ayudar a visibilizar a las víctimas

El interés de este blog se basa en haber sido consciente del olvido al que se han visto sometidas a lo largo de la historia las víctimas de diferentes delitos. Después de varios años colaborando profesionalmente en la intervención con víctimas,  seguimos detectando que, desgraciadamente, es habitual que se añada sufrimiento por victimización secundaria al ya soportado por el hecho en sí mismo.

El momento en que una persona sufre el impacto de la situación (generalmente traumática) de la que es víctima, no es más que el comienzo de una andadura que, en numerosas ocasiones, va a ir acompañada de falta de información (que puede aumentar el nivel de indefensión ya generado por la situación sufrida); necesidad de contar una y otra vez el hecho doloroso; tener que esperar largos periodos de tiempo hasta que, si es el caso, se lleve a cabo una resolución judicial; soportar, en muchas ocasiones un trato por parte de algunos medios de comunicación que puede llegar a ser vejatorio y humillante;  e incluso llegar a soportar una visibilidad en redes sociales que en ningún caso ha elegido.

Todas estas serían las razones por las que hoy comienzo esta andadura: intentar poner “mi granito de arena” para que ese sufrimiento al que se ven expuestas tan a menudo las víctimas, sea menor y, como refleja la Ley del Estatuto de la Víctima de 28 de octubre de 2015‎ (BOE-A-2015-4606), sean tratadas con la dignidad que merecen.

Este es mi deseo, de corazón.

 

Entradas

De vuelta

Comencé hace algunos meses esta andadura y,  por sobrecarga de trabajo (no me quejaré…) no he podido atender este rincón con la frecuencia que me gustaría. No obstante, las víctimas y su reconocimiento siguen siendo una de mis prioridades y mi intención es seguir proporcionándoles un lugar donde no ser tan “invisibles”. Acabo de redactar …